El profeta de la misericordia Site

Liga del Mundo Islámico - Organismo Mundial para la Presentación del Mensajero

síganos

Find El profeta de la misericordia Site on TwitterFind El profeta de la misericordia Site on FacebookFind El profeta de la misericordia Site on YouTubeEl profeta de la misericordia Site RSS feed

dichos del Profeta

Mensaje del Profeta

  •  

    Narró Anas Ibn Malik (que Allah esté complacido con él), sirviente del Mensajero de Alá (la paz sea con él), que el Profeta (la paz sea con él) dijo: “Ninguno de vosotros habrá de completar su fe (creencia), hasta que quiera para su hermano, lo que quiere para sí mismo”. (Transmitido por Bujari y Muslim)

Attached images

Justice
Justice

Por Muhammad Sa‘d Iâqût

Barthélemy Saint Hilaire dijo, describiendo al Profeta (e): “Su personalidad tuvo dos cualidades, que son las mejores que cualquier alma humana puede adquirir: la justicia y la misericordia.”[1]

El Profeta (e) observaba la justicia en los mínimos detalles de su vida cotidiana, tanto con los extraños como con los cercanos, en el viaje y en la estancia, como acreedor o deudor. Siendo joven participó en la fundación de un convenio benéfico dedicado a establecer la justicia y auxiliar al oprimido, el cual fue Hilf Al Fudûl [Una alianza creada por varios habitantes de la Meca, entre ellos el Profeta Muhammad (e) para establecer un trato comercial justo.]. El Profeta (e) lo elogió diciendo: “Estuve presente al pactar la alianza de Al Mutaiibîn siendo un niño, y nunca me agradaría rescindirlo aun si me concedieran los camellos rojos [es una metáfora acerca de lo mejor que los árabes anteriormente anhelaban poseer].”[2]

Ejemplos de la justicia en la Tradición - Sunna -  y en la Vida - Sîrah - del Profeta (e):

Primero: Advirtió acerca de calificar o nombrar a una persona como  esclavo:

El Profeta (e) estableció los valores de la justicia en la conciencia de sus Compañeros (y) y seguidores, advirtiéndoles acerca de nombrar a alguien como esclavo diciendo: “Jamás alguien entre vosotros nombre [a otra persona] diciendo: mi esclavo o mi esclava dado que todos vosotros sois esclavos (o sea siervos) de Allâh (I) y todas vuestras mujeres son esclavas de Allâh (I), sino que diga: mi sirviente o mi sirvienta o mi muchacho o mi muchacha.”[3]

Segundo: Prohibió la discriminación:

El Profeta, dijo: “Todos sois hijos de Adán; y Adam [Adán] (u) fue creado de tierra, así que la gente que se enorgullece por su linaje, que deje de hacerlo, ya que será un pedazo de carbón del Infierno o más humillados ante Allâh (I) que Al Ya‘lân [un animal pequeño] que mueve los excrementos con su nariz.”[4]

Sin embargo, el Profeta (e) criticó severamente a Abû Dhar (t) cuando deshonró a Bilâl (t) por su madre[5] llamándole “hijo de esclava”.      

Tercero: La justicia entre los hijos:  

El Profeta (e) rechazó ser testigo ante An-Nu‘mân ibn Bashîr cuando su padre quiso hacerle [al Profeta (e)]  testigo de una donación que repartió injustamente entre sus hijos. Entonces, el Profeta (e) dijo al padre: “Entonces no me pidas ser testigo; dado que no podré ser testigo de una injusticia.”[6]     

También el Profeta (e) dijo: “Temed a Allâh (I) y sed justos con vuestros hijos.”[7]  

Cuarto: Su justicia con los no musulmanes:

Ibn Abû Hadrad Al Aslamî narró que tenía una deuda contraída con un judío. Éste le reclamó lo que le debía. Así, dijo - quejándose ante el Profeta (e) -: ¡Oh Muhammad! Éste me debe cuatro dírhams y no me los quiere devolver. A raíz de eso, el Profeta (e) ordenó al musulmán pagar su deuda diciendo: “Dale lo que le debes…etc.”[8]

También, fueron reveladas aleyas para declarar la inocencia de un judío que fue acusado injustamente por parte de algunos musulmanes; dice Allah: {En verdad, te hemos revelado el Libro con la Verdad para que juzgues entre los hombres con lo que Allâh te Inspira. No defiendas a los traidores. } [Sura Las mujeres  105].    

Quinto: Todos son iguales ante la ley:

Cuando los notables de Quraish quisieron hacer una excepción con una señora llamada Majzûmiiah [de la tribu de Majzûm] en la aplicación de la ley (Had) correspondiente al robo, mandaron a Usâmah ibn Zaid (t)  para que fuera un intercesor a favor de la mujer ante el Profeta (e). El Profeta (e), entonces, criticó a Usâmah (t) diciendo: “¡Juro por Allâh! Si Fâtimah hija de Muhammad hubiera robado, la habría cortado la mano!”[9]   

Sexto: Su justicia entre las  facciones del Estado; hay dos ejemplos al respecto:

1- Su justicia aplicada entre Quraidhah y An-Nadîr en el caso de pagar la diya, (indemnización por homicidio): Las facciones judías solicitaban el veredicto del Profeta (e) acerca de varios casos, ya que ellos cometían transgresiones entre sí respecto al precio de sangre. La tribu de Banû An-Nadîr tenía más categoría que la tribu de Banû Quraidhah, así que imponía sobre ésta un precio de sangre multiplicado por sus muertos. Y cuando el Islam apareció en Medina, la tribu de Banû Quraidhah dejó de pagar una diya duplicada, solicitando el juicio del Profeta de la Misericordia (e), quien juzgó justamente entre ambas tribus.[10]        

2- Aplicaba la justicia entre las facciones acerca de los problemas  de riego y distribución del agua: Los habitantes de Mahrûz de la tribu de Banû Quraidhah solicitaron el juicio del Profeta (e) acerca de una cuestión relativa al agua y al riego. El Profeta fue justo en el arbitraje. Za‘labah ibn Abû Mâlik (t) narró que escuchó que un hombre del Quraish tenía una cuota de agua para el riego en el valle de Mahrûz que compartía con los Banû Quraidhah [En Hiyâz]; así que el Profeta (e) juzgó que quien tenía la parte más alta del valle no debía cortar el paso del agua a los que habitaban en la parte más baja cuando el agua alcanzase el nivel del tubillo[11].

Séptimo: Los principios de la igualdad y la justicia en el sermón de la despedida:            

El sermón de la despedida se considera una constitución sublime y un pacto social fundamental para hacer justicia entre la gente. En este sentido, Herbert George Wells (27) comentó este sermón diciendo: “La primera frase del sermón de la despedida acabó con todo lo que ocurría entre los musulmanes: saqueo, venganza y derramamiento de sangre; mientras que su última frase estableció la igualdad entre todos, por ejemplo, que el pobre se iguale al califa…Dicho sermón estableció en el mundo tradiciones ejemplares para unas relaciones justas y dignas.”[12] 

Octavo: La justicia entre el gobernador y los súbditos:

El valor de la justicia alcanzó su cenit cuando el Profeta (e) permitió a un súbdito aplicar la ley del Talión con él mismo. Cuando Sauâd ibn Gaziiah (t) se adelantó en la fila en la Gazuah de Bader, el Profeta (e) le dio un pequeño golpe en su estómago - con una flecha sin  punta - diciéndole: “Oh Sauâd, alinéate con la fila.” Contestó: “¡Oh Mensajero de Allâh! ¡Me hiciste daño! Y debido a que Allâh te envió con la verdad y la justicia, quiero aplicar el talión, así que el Profeta (e) mostró su vientre y dijo: “Aplícalo.”…etc[13].

Estos textos auténticos transmitidos por el Profeta (e), de su Sunna y de su Sîrah, clarifican cómo eran las excelencias  de la justicia con suma claridad en su conducta, como maestro, padre, líder, o gobernador.

La paz y las bendiciones sean con Muhammad (e), con su familia, Compañeros (y) y seguidores hasta el Día del Juicio.

• Dâ‘iah, investigador egipcio, miembro de la Asociación Internacional de Ulemas Musulmanes, director de redacción del sitio web: www.nabialrahma.com

Correo: yakoute@gmail.com

Sitio Web: www.yakotweb.com

Celular: 0020104420539

Línea baja: 0020122885240

Dirección: Baltîm, camino del balneario, detrás del Banco de Desarrollo, Kafr Ash-Sheij, Egipto.

[1] Barthélemy Saint Hilaire, Asharqiiûn Ua Aqâidahum [Las creencias de los orientales], Pág. 39
[2] [Ahmad: (1567)][Al Albânî, As-Silsilah As-Sahîhah (1900)].
[3] [Muslim (6011)].
[4] [Abû Dâûd (5118)][Al Albânî: Hasan].
[5] [Al Bujârî (6011)].
[6] [Al Bujârî (2456)] [Muslim (3056)].
[7] [Al Bujârî (2398)].
[8] [Ahmad: (14942)][Al Albânî, As-Silsilah As-Sahîhah (2108)].
[9] [Al Bujârî (3475)] [Muslim (4505)].
[10] [Abû Dâûd (3591)][An-Nasâ‘î (4733)][Al Albânî: Hasan].
[11] [Ibn Mâyah (2481)][Abû Dâûd (3591)][Al Albânî: Sahîh].
[12] Herbert George Wells, (Ma‘âlim Târîj Al Insâniiah) 3/640-641.
[13][Abû Dâûd (4538)][An-Nasâ‘î (4791)][Al Albânî, As-Silsilah As-Sahîhah (2835)].

AdjuntoTamaño
la_justicia_como_valor_en_la_biografia_del_profeta.doc67.5 KB