El profeta de la misericordia Site

Liga del Mundo Islámico - Organismo Mundial para la Presentación del Mensajero

Fasting in Shawwal

seleccionado para usted

dichos del Profeta

Mensaje del Profeta

  • Narró Abu Abdur-Rahman, Abdullah Ibn Mas'ud (que Allah esté complacido con él): Nos ha relatado el Mensajero de Alá (la paz sea con él), quien es verídico y digno de confianza: “Ciertamente que la creación de cada uno de vosotros, se reúne en el vientre de su madre: Durante cuarenta días en forma de embrión, luego lo hace en forma de coágulo por un período semejante, después como un trozo de carne por un período igual, luego le es enviado un ángel que insufla el espíritu en él, y le ordena cuatro palabras (asuntos): Escribir su sustento, el plazo de su vida, sus obras y si será feliz o desgraciado; ¡por Alá!, quien no hay otra divinidad mas que él, cualquiera de vosotros obra como una persona del Paraíso, hasta que no quede entre él y éste (paraíso) más que un brazo (de distancia), entonces lo que ha sido escrito le alcanza, y obra como las personas del fuego (del Infierno) y entra en él. Y otro de vosotros obra como una persona del fuego (del Infierno), hasta que no queda entre él y éste (infierno) que un brazo (de distancia), y entonces le alcanza lo que había sido escrito y obra como una persona del Paraíso y entra en él”. (Transmitido por Bujari y Muslim)

Attached images

muhammad
muhammad

Nadie podía igualar al Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) en su generosidad, sencillez, dadivosidad y compasión. Su generosidad era comprensiva e incluía todos los niveles de dar, el más alto de los cuales era ofrecer la propia vida por la causa de Alá(Todopoderoso). El se dio a sí mismo en la lucha en contra de los enemigos de Alá (Todopoderoso)y era el más cercano al enemigo en el campo de batalla; solo los más bravos soldados podían estar a su lado.

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) ofreció su conocimiento y solía enseñar a sus compañeros acerca de lo que Alá (Todopoderoso)le había enseñado. Era ávido para enseñarles todo lo bueno y era gentil con ellos cuando les enseñaba.

Dijo: “Alá no me envió para hacer las cosas difíciles, sino que me envió como maestro, para hacer las cosas fáciles.” (Muslim)

Y dijo: “Yo estoy para ustedes en la posición de un padre, enseñándoles.” (Ahmad y Abu Dawud – graduado como hasan por al- Albani) Cuando alguien le preguntaba, él con frecuencia respondía con información adicional. Alguien una vez le preguntó acerca de la pureza del agua del mar, y él (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Su agua es pura y sus criaturas son lícitas [de comer].” (Ahmad y otros)

Él fue, además, la más generosa de las personas en dar su tiempo y sacrificar su confort con el fin de velar por las necesidades y los intereses de los demás. Es suficiente el ejemplo antes mencionado de la esclava en Medina que solía tomar su mano y llevarlo adonde fuera que ella quería en la ciudad para mostrarle lo que ella necesitaba. (Ibn Mayah)

Yabir ibn `Abdullah (Allah esté complacido con él) narró: “Nada le fue pedido al Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) que él rechazara.” (Al- Bujari y Muslim)

Anas (Allah esté complacido con él) narró: “Nada fue pedido al Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) en intercambio por la aceptación del Islam sin que él lo concediera. Un hombre vino a él y le dio un valle lleno de ovejas. Entonces, éste volvió donde su gente y dijo: ‘Oh gente, acepten el Islam, pues Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) da, sin temer a la pobreza’.” (Muslim)

Anas (Allah esté complacido con él) añadió: “Incluso si el hombre entraba al Islam solo para tener ganancias mundanas, éste pronto se volvería para él más amado que el mundo y todo lo que éste contiene.”

El Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le dio a Safwan ibn Umaiiah (Allah esté complacido con él) trescientos animales de pastura luego de la batalla de Hunain. Sufwan (Allah esté complacido con él) luego dijo: “Por Alá, el Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dio lo que me dio mientras él era la más odiada de de las personas para mí, y  siguió dándome hasta cuando  se volvió el más amado para mí.” (Muslim)

Ibn `Abbas (Allah esté complacido con él) dijo: “El Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) era la más generosa de la personas. Y era el más generoso de todos durante Ramadán, cuando Yibril la paz y las bendiciones de Dios sean con él se reunía con él y repasaba con él el Corán. El Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) era más pronto a hacer buenas acciones que el viento.” (Al- Bujari y Muslim)

Yubayr ibn Mut`im (Allah esté complacido con él) dijo: “Mientras estábamos con el Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) junto a algunas personas que retornaban de Hunain, los beduinos se congregaron alrededor suyo solicitando cosas de él hasta que lo empujaron donde un árbol de acacia y le arrebataron su manto.

 El Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) se levantó y dijo:

“Regrésenme mi manto, pues por Alá, si yo tuviera tantas cabezas de ganado como estos arbustos las hubiera dividido entre ustedes. Y ustedes no me encontrarán como un miserable o un mentiroso o un cobarde.”  (Al-Bujari)

La generosidad era parte del carácter del Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) incluso antes de su profecía. Cuando el ángel bajo a él en la cueva de Hiraa’ y  él retornó a Jadiyah temblando, ella le dijo: “No, por Alá. Alá nunca te humillará, pues tú mantienes los lazos de parentesco, llevas la carga del débil, ayudas al necesitado y asistes a aquellos afligidos por la calamidad.”

Anas (Allah esté complacido con él) narró: “El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) nunca ahorró nada para mañana.” (At- Tirmidhi – graduado sahih por al- Albani)

Y Abu Sa`id (Allah esté complacido con él) relató: “Alguna gente del Ansar le preguntó al Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) por algo, y él les dio lo que ellos le pedían. Entonces, ellos le pidieron de nuevo, y les dio lo que ellos le pedían. Entonces, ellos le pidieron de nuevo, y les dio lo que ellos le pedían – hasta que por último, cuando lo que él tenía se hubo acabado, él les dijo: “Lo que sea que yo tengo nunca lo tendré fuera de su alcance, pero quien se abstenga y busque ser auto- suficiente – Alá lo hará auto- suficiente, y quien practique la paciencia – Alá le dará paciencia. Y a nadie se la ha dado nada mejor y más completo que la paciencia.”  (Ahmad y Muslim)

síganos

Find El profeta de la misericordia Site on TwitterFind El profeta de la misericordia Site on FacebookFind El profeta de la misericordia Site on YouTubeEl profeta de la misericordia Site RSS feed