El profeta de la misericordia Site

Liga del Mundo Islámico - Organismo Mundial para la Presentación del Mensajero

dichos del Profeta

Mensaje del Profeta

  • Fue relatado también por 'Omar (que Allah esté complacido con él) que: “Cierto día, estando en compañía del Mensajero de Alá (la paz sea con él), se presentó ante nosotros un hombre, con vestiduras de resplandeciente blancura, y cabellos intensamente negros, que no evidenciaba señales de viaje, y que ninguno de nosotros conocía. Se sentó ante el Profeta (la paz sea con él) , y apoyando sus rodillas contra las rodillas (del profeta), y poniendo las manos sobre sus muslos, dijo: "¡Oh Muhammad!, Infórmame acerca del Islam". El Mensajero de Alá (la paz sea con él), le dijo: El Islam es: que atestigües que nadie tiene el derecho de ser adorado sino Alá (que no existe divinidad sino Alá), y que Muhammad es el Mensajero de Alá; que establezcas el Salát (Oración), pagues el Zakát; ayunes el mes de Ramadán, y peregrines a la Casa Sagrada (Hayy) cuando tengas posibilidades (económicas y físicas) de hacerlo". Dijo el hombre: “Has dicho la verdad”. Entonces nos sorprendimos que él le preguntara y luego le dijera que había dicho la verdad, entonces dijo el hombre: "infórmame acerca del Imán".

    Dijo: Que creas en Alá, sus ángeles, sus libros, sus mensajeros, en el día del Juicio Final y que creas en el decreto divino, tanto lo agradable como lo desagradable de él. Dijo el hombre: “Has dicho la verdad”, y añadió: “Infórmame acerca del Ihsán”. Dijo: Que adores a Alá como si lo vieras, ya que, a pesar de que tu no lo ves, él si te ve. Dijo el hombre: “Infórmame acerca de (cuando acontecerá) el último día”. Dijo: El preguntado no sabe de ella más de lo que sabe el que ha preguntado.
    Dijo el hombre: “Infórmame sobre sus signos (señales)”. Dijo: “Cuando la esclava de a luz a su dueña y cuando veas a descalzos, desamparados, pastores de ovejas, compitiendo en la construcción de altos edificios”.

    Luego (el hombre) se marchó, y yo permanecí (en el mismo lugar) por unos instantes. Luego (el Profeta) dijo (la paz sea con él): ¡'Omar!, ¿Acaso sabes quién era el que preguntaba? Dije: “Alá y su mensajero saben mejor”. Dijo: Ciertamente ha sido Yibril (el ángel Gabriel), que ha vendido para enseñaros vuestra religión”. (Transmitido por Muslim)

Attached images

muhammad
muhammad

La Misericordia del Profeta r hacia los Sirvientes y los Esclavos         Antes del Islam, los sirvientes y los esclavos no tenían derechos ni honor. Pero cuando Alá (Todopoderoso)favoreció al mundo con el mensaje del Islam, el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) los alivió de la injusticia, estableció derechos para ellos y advirtió a aquellos que los oprimían, los humillaban o los maldecían, con un doloroso castigo en el Más Allá. Al- Ma`rur ibn Suwaid dijo: “Yo vi a Abu Dharr (Allah esté complacido con él) vistiendo un ornamento y a su sirviente vistiendo uno similar. Le pregunté acerca de ello, y  mencionó que él una vez había insultado a un hombre durante el tiempo del Profeta, humillándolo a través de su madre. El hombre fue adonde el Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) y se quejó acerca de ello. El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) me dijo:

“Tú eres una persona que retiene algunos de las costumbres de los días de la ignorancia pre islámica. Los sirvientes son tus hermanos a quienes Alá ha puesto bajo tu autoridad. Entonces quien tenga a su hermano bajo su autoridad debe alimentarlo de lo que él come y vestirlo con lo que él viste. Y no cargarlos con trabajo que sea demasiado para ellos, y si lo haces, entonces ayúdalos.” (Al- Bujari y Muslim)

Noten cómo el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) puso al sirviente en la posición de hermano con el fin de afirmar en el corazón de los musulmanes que cuando se le hace mal a un sirviente, se le trata mal o se le priva de lo que es debido para él, es como si se le hiciera esto a un hermano. El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) ordenó el buen trato y la amabilidad hacia ellos, y alimentarlos con la misma comida y el mismo vestido de aquellos a quienes ellos sirven. Es por esto que Abu Dharr (Allah esté complacido con él) le daba a su sirviente una vestimenta similar a la suya. En este Hadiz, el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) también prohibió darles a los sirvientes más trabajo que aquel que ellos pudieran soportar, lo cual incluye aliviarlos y darles suficiente tiempo para descansar.

Abu Mas`ud al- Ansari (Allah esté complacido con él) narró: “Golpeé a un niño esclavo con un látigo. Entonces oí una voz detrás de mí que decía: ‘Sabe, Abu Mas`ud!’ Pero debido a mi ira no presté atención a la voz. Cuando  se me aproximó vi que era el Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) y me estaba diciendo: ‘Sabe, Abu Mas`ud!’ 

Entonces yo solté el látigo de mi mano.

Me dijo: ‘Sabe, Abu Mas`ud, que Alá, el Exaltado, tiene más poder que tú sobre este niño.’

Yo dije: ‘Nunca golpearé a un esclavo después de esto.’ “En otra narración, dijo: “Oh Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él), él es libre por la causa de Alá.” El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo:

“Si no hubieras hecho eso hubieras sido afligido por el Fuego del Infierno.”  (Muslim)

Y el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Cuando alguien abofetea o golpea a su esclavo, su expiación es liberarlo.” (Abu Dawud – graduado sahih por al- Albani)

El Profeta mismo salvó a los oprimidos, liberó esclavos y luchó por los derechos de los sirvientes y aquellos que eran humillados. Él los consolaba y daba esperanzas a sus corazones.

Mu`awiyah ibn Suwayd ibn Muqrin (Allah esté complacido con él) narró: “Abofeteé a uno de nuestros sirvientes, entonces mi padre lo llamó y me llamó a mí. Él le dijo: ‘Toma retribución de él. Pues de hecho, nosotros éramos siete personas en el tiempo del Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él), y teníamos sólo un sirviente. Uno de nosotros la abofeteó, y el Mensajero of Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Déjenla libre.”  Ellos dijeron: “Pero ella es la única sirviente que tenemos.”

Entonces él dijo: “Entonces ella puede servirlos hasta cuando ya no la necesiten más, y cuando no la necesiten más, déjenla libre.” (Muslim)

Ese era Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él), y así era cómo trataba con los sirvientes y los esclavos; entonces ¿cómo aquellos que hacen llamados por derechos humanos hoy lo critican?

Consideren el práctico ejemplo de cómo el Profeta trató a su propio sirviente. Anas ibn Malik (Allah esté complacido con él) dijo: “Yo serví al Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) por diez años. Por Alá, él nunca me dijo uf [1] y nunca dijo nada acerca de algo que yo hubiera hecho: ‘¿Por qué lo hiciste?’ o acerca de algo que yo no hubiera hecho: ‘¿Por qué no lo hiciste?’.” (Al- Bujari y Muslim)  Y en otra narración Anas (Allah esté complacido con él) dijo: “Y él nunca encontró falta en algo que yo hiciera.” (Muslim)

Y el Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le solía decir a un sirviente: “¿Necesitas algo?”  (Ahmad – graduado sahih por al- Albani)  Anas ibn Malik (Allah esté complacido con él) relató que una esclava de Medina solía tomar la mano del Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él), y él no removía su mano de la de ella hasta cuando ella lo había llevado  adonde ella quería llevarlo en la ciudad para mostrarle lo que fuera que ella necesitaba. (Ibn Mayah – graduado sahih por al- Albani)

 

--------------------------------------------------------------------------------

[1] Una expresión que denota fastidio o repugnancia.

síganos

Find El profeta de la misericordia Site on TwitterFind El profeta de la misericordia Site on FacebookFind El profeta de la misericordia Site on YouTubeEl profeta de la misericordia Site RSS feed