El profeta de la misericordia Site

Liga del Mundo Islámico - Organismo Mundial para la Presentación del Mensajero

Fasting in Shawwal

dichos del Profeta

Mensaje del Profeta

  • Relató Ibn 'Abbas (que Allah esté complacido con él) que el Mensajero de Alá (la paz sea con él) dijo: “Si le fuera concedido a la gente acorde con sus pretensiones, reclamarían algunos los bienes y la sangre de otros; sino que le corresponde al demandante presentar una prueba, y jurar  a quien niegue el cargo (que se le imputa)”. (Hadiz Hasan (aceptable), transmitido por Al-Baihaqi y otros, y una parte del hadiz se encuentra en Bujari y Muslim)

     

Attached images

m025.jpg
m025.jpg

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) alentó a los esposos a gastar generosamente en sus esposas. Dijo:

“Todo gasto que hagan buscando la complacencia de Allah serán recompensados por ello – incluso por el bocado de comida que pongan en la boca de su esposa”. (Al-Bujari y Muslim)

Y señaló que lo que es gastado en la familia es el mejor gasto, cuando dijo:

“El mejor dinar es aquel que un hombre gasta en sus dependientes.” (Muslim)

También dijo:

“Cuando un hombre le da a su esposa un sorbo de agua es recompensado”. (Ahmad – graduado por al-Albani como hasan) Cuando `Irbaadh ibn Sariah oyó este Hadiz, él se apuró a llevarle aguar a su esposa para beber, diciéndole lo que había oído del Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él).

Es así como el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le enseñó a sus compañeros el buen trato, afecto y simpatía con las mujeres, proveyéndolas con toda clase de beneficio y gastando en ellas apropiadamente.

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dejó claro que el buen trato con las mujeres es un signo de nobleza del alma y de la generosidad de su naturaleza. Él declaró:

“El mejor de vosotros es el que mejor se comporta con su esposa.” (Ahmad y at-Tirmidhi) 

Y prohibió sentir y mostrar desprecio a la esposa:

“Que no haya creyente que sienta y demuestre odio a una creyente; si no le gusta un rasgo de ella seguramente estará complacido con otro.” (Muslim)

De esta forma, el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le ordenó a los hombres buscar los aspectos positivos y las acciones dignas de alabanza en las mujeres y pasar por alto los errores y los aspectos negativos, porque buscar el mal comportamiento y hacer hincapié en ello lleva a la aversión y el disgusto entre los esposos.  

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) prohibió golpear a las mujeres, diciendo, “No golpeen a las siervas de Alá.” (Abu Dawud) así como advirtió severamente a aquellos que hacen daño a las mujeres:

“Oh Alá, en verdad, hago obligatorio el derecho de los dos vulnerables: el huérfano y la mujer.” (Ahmad y Ibn Mayah)

Esto significaba que él no permitía que se dañe o perjudique a ninguno de ellos, y  quien lo hiciera se exponía a la dificultad y el castigo en este mundo y en el próximo.

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) también le prohibió a los esposos exponer los secretos (aspectos privados) de sus esposas, así como le prohibió a las esposas exponer los secretos de sus esposos. El dijo: “La peor gente frente a Alá en el Día de la Resurrección será un hombre que tiene relaciones sexuales con su esposa y luego difunde los secretos de alcoba.”[1] (Muslim)

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) también honró a las mujeres al prohibirles a los hombres sospechar de sus esposas. Yabir (Allah esté complacido con él) narró:

“El Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) prohibió a los hombres sorprender a sus esposas por la noche, sospechando traición o buscando encontrarlas en sus faltas.” (Al-Bujari y Muslim)

Respecto a la conducta del Mensajero (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) de Alá con sus esposas, él era de la mayor sensibilidad y bondad. Al-Aswad narró: “Le pregunté a `A’ishah cómo era el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) con sus esposas y ella dijo: ‘Él compartía la ocupación de su esposa,’ queriendo decir que él la asistía en su trabajo. ‘Pero cuando era tiempo de la oración se iba a orar”. (Al-Bujari)

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) trataba de complacer a sus esposas y divertirlas con conversación agradable y palabras dulces. Un ejemplo de esto es cuando le dijo a `A’ishah: “Yo se cuando estás enojada y cuando estás contenta.” Ella le dijo: “¿Cómo sabes eso, Oh Mensajero de Alá?” Él dijo: “Cuando estás contenta dices: ‘Si, por el Señor de Muhámmad.’ Pero cuando estás enojada dices: ‘No, por el Señor de Abraham.’“ Ella dijo: “Si, por Alá, Oh Mensajero de Alá; no abandono excepto tu nombre.” (Al-Bujari y Muslim) Ella quería decir que su amor por él era firme en su corazón y que éste no cambiaba.

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) nunca se olvidó de su esposa Jadiyah luego de su muerte. Anas (Allah esté complacido con él) narró: “Cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) recibía un regalo decía: “Dáselo a tal y tal, pues ella era amiga de Jadiyah”. (At-Tabarani)

Es así como nuestro Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) honraba a las mujeres, entonces ¿Acaso pueden compararse con su ejemplo quienes llaman a la “liberación femenina”? 

 

--------------------------------------------------------------------------------

[1] i.e., lo describe a otros.

síganos

Find El profeta de la misericordia Site on TwitterFind El profeta de la misericordia Site on FacebookFind El profeta de la misericordia Site on YouTubeEl profeta de la misericordia Site RSS feed