El profeta de la misericordia Site

Liga del Mundo Islámico - Organismo Mundial para la Presentación del Mensajero

síganos

Find El profeta de la misericordia Site on TwitterFind El profeta de la misericordia Site on FacebookFind El profeta de la misericordia Site on YouTubeEl profeta de la misericordia Site RSS feed

Última imagen

Islamic Education research network launched at University of Warwick

seleccionado para usted

dichos del Profeta

Mensaje del Profeta

  • Fue relatado también por 'Omar (que Allah esté complacido con él) que: “Cierto día, estando en compañía del Mensajero de Alá (la paz sea con él), se presentó ante nosotros un hombre, con vestiduras de resplandeciente blancura, y cabellos intensamente negros, que no evidenciaba señales de viaje, y que ninguno de nosotros conocía. Se sentó ante el Profeta (la paz sea con él) , y apoyando sus rodillas contra las rodillas (del profeta), y poniendo las manos sobre sus muslos, dijo: "¡Oh Muhammad!, Infórmame acerca del Islam". El Mensajero de Alá (la paz sea con él), le dijo: El Islam es: que atestigües que nadie tiene el derecho de ser adorado sino Alá (que no existe divinidad sino Alá), y que Muhammad es el Mensajero de Alá; que establezcas el Salát (Oración), pagues el Zakát; ayunes el mes de Ramadán, y peregrines a la Casa Sagrada (Hayy) cuando tengas posibilidades (económicas y físicas) de hacerlo". Dijo el hombre: “Has dicho la verdad”. Entonces nos sorprendimos que él le preguntara y luego le dijera que había dicho la verdad, entonces dijo el hombre: "infórmame acerca del Imán".

    Dijo: Que creas en Alá, sus ángeles, sus libros, sus mensajeros, en el día del Juicio Final y que creas en el decreto divino, tanto lo agradable como lo desagradable de él. Dijo el hombre: “Has dicho la verdad”, y añadió: “Infórmame acerca del Ihsán”. Dijo: Que adores a Alá como si lo vieras, ya que, a pesar de que tu no lo ves, él si te ve. Dijo el hombre: “Infórmame acerca de (cuando acontecerá) el último día”. Dijo: El preguntado no sabe de ella más de lo que sabe el que ha preguntado.
    Dijo el hombre: “Infórmame sobre sus signos (señales)”. Dijo: “Cuando la esclava de a luz a su dueña y cuando veas a descalzos, desamparados, pastores de ovejas, compitiendo en la construcción de altos edificios”.

    Luego (el hombre) se marchó, y yo permanecí (en el mismo lugar) por unos instantes. Luego (el Profeta) dijo (la paz sea con él): ¡'Omar!, ¿Acaso sabes quién era el que preguntaba? Dije: “Alá y su mensajero saben mejor”. Dijo: Ciertamente ha sido Yibril (el ángel Gabriel), que ha vendido para enseñaros vuestra religión”. (Transmitido por Muslim)

Imagen aleatoria

الشيخ الدكتور خالد الشايع

Attached images

muhammad
muhammad

El Islam es una religión de lealtad y de respeto por las promesas, contratos y pactos. Alá (Todopoderoso)ha dicho:

“¡Oh, creyentes! Cumplid con vuestros compromisos”. (5:1)

Y dijo:

“Cumplid con vuestros compromisos, porque se os interrogará por ellos”. (17:34)

Y describió a la gente de entendimiento: “Aquellos que cumplen con el compromiso que asumieron y no lo quebrantan”. (13:20)

Cuando dos mensajeros vinieron  donde el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) de parte de Musaylimah el Mentiroso[1] y dijeron lo que dijeron, él les dijo: “Si no fuera porque no se mata a los mensajeros, los hubiera golpeado a ambos con la espada”. Entonces, se volvió parte de su Sunnah que no se debe matar a los mensajeros. (Abu Dawud)

De los ejemplos de la adherencia del Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) a los acuerdos con los incrédulos estuvieron aquellos del tratado de Hudaibiiah, el cual  diseñó con el representante de Quraish, Suhail ibn `Amr (Allah esté complacido con él). Una de las cláusulas del tratado decía que cualquier hombre que viniera de Quraish a unirse a los musulmanes debía ser enviado de vuelta, mientras estaban aún en el proceso de escribir el resto del tratado, Abu Yandal (Allah esté complacido con él), el hijo de Suhail ibn `Amr (Allah esté complacido con él) se aproximó atado con cadenas. El logró huir desde el valle de La Meca y se unió a los musulmanes.

Suhayl (Allah esté complacido con él) dijo: “Oh Muhámmad, este es el primero cuyo regreso exijo.” El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Aún no hemos completado el documento.” Él contestó: “Entonces nunca hare un acuerdo contigo.” El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Dámelo a mí con compensación.”  Él dijo: “No te lo daré a tí.” El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Si, hazlo así.” Suhayl (Allah esté complacido con él) dijo: “No lo haré.” Abu Yandal (Allah esté complacido con él) empezó a gritar con toda su fuerza: “¡Oh musulmanes! ¡¿Debo ser regresado con los politeístas y torturado para renunciar a mi religión luego de que yo me he vuelto un musulmán?!” El Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le dijo: “Oh Abu Jandal, sé paciente y espera la recompensa. Pues Alá traerá para tí y para aquellos oprimidos contigo un alivio y una salida. Nosotros hemos hecho un tratado de paz con ellos y les hemos dado la promesa sobre ello y ellos nos han dado una promesa en el nombre de Alá, entonces no la traiciones.” (Al- Bujari)

De manera similar, cuando Abu Basir (Allah esté complacido con él), de la tribu de Zaqif quienes estaban aliados con la Quraish, se escapó,  fue donde el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él). Quraish envió dos hombres tras él para llevarlo de vuelta y el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) estuvo de acuerdo en devolverlo de acuerdo con las condiciones del tratado de Hudaibiiah. Esto es una clara evidencia del respeto del Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) por los acuerdos y la adherencia a ellos y a los pactos, incluso cuando esto parecía ser injusto con los musulmanes.

Otro ejemplo de su observancia de los acuerdos con los no musulmanes es lo que fue relatado por al-Baraa’ ibn `Azib (Allah esté complacido con él), cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) intentó hacer la `Umrah [en el año siguiente al tratado], él envió un mensaje a los de Mecanos solicitando permiso para entrar en la ciudad. Ellos habían estipulado que él y sus compañeros podían permanecer allí solo tres noches, que ellos podían entrar solo con sus espadas en sus vainas y que no invitarían a nadie a entrar al Islam.

Cuando estas cláusulas estaban siendo inscritas por `Ali ibn Abi Talib (Allah esté complacido con él), él escribió: “Esto es lo que ha sido acordado por parte de Muhámmad, el Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él)”. Entonces ellos dijeron: “Si nosotros creyéramos que tú eres el Mensajero de Alá no hubiéramos estado en tu contra y te hubiéramos seguido. En lugar de esto, escribe: Esto es lo que ha sido acordado por Muhámmad ibn `Abdullah.”

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) dijo: “Por Alá, yo soy Muhámmad ibn `Abdullah, y por Alá, yo soy el Mensajero de Alá” pero le dijo a `Ali (Allah esté complacido con él): “Borra ‘Mensajero de Alá’.”  `Ali (Allah esté complacido con él) dijo: “Por Alá, yo nunca lo borraré.” Entonces, él dijo: “Muéstrame donde está.”  Y cuando  se lo mostró el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) lo borró con su propia mano.

Luego de que los musulmanes entraron a La Meca y pasaron allí tres días, Quraish vino a donde `Ali (Allah esté complacido con él) y le dijo: “Dile a tu compañero que se vaya.” Cuando  le transmitió el mensaje al Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) él dijo: “Si” y partió. (Al-Bujari y Muslim) Él se acogió a sus condiciones y no se quedó más de tres noches.

El Mensajero de Alá (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) advirtió en contra de la traición y el rompimiento de la promesa, diciendo:

“Quien le dé a un hombre un compromiso de seguridad, y luego lo mate, yo soy inocente del asesino incluso si la víctima es un no creyente.” (An-Nasa’i - graduado sahih por al-Albani) 

Y dijo: “Ningún pueblo rompe un trato sin que haya muertes entre ellos.”  (Al-Hakim - graduado sahih por al-Albani)

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) buscó refugio en Alá (Todopoderoso)de tal comportamiento y dijo:

“Yo busco refugio en Ti de la traición, pues de verdad, es el peor de los rasgos.” (Abu Dawud y an-Nasa’i – graduado como hasan por al-Albani) 

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) lo prohibió y dijo:

“Por cada traidor habrá una bandera por la cual será reconocido en el Día de la Resurrección.”  (Al-Bujari y Muslim)

Él (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) también dejó claro que no rompería una promesa, diciendo: “Yo no violaría un acuerdo.” (Ahmad y Abu Dawud – graduado sahih por al-Albani)

 

--------------------------------------------------------------------------------

[1] i.e., el falso Profeta.