El profeta de la misericordia Site

Liga del Mundo Islámico - Organismo Mundial para la Presentación del Mensajero

Fasting in Shawwal

dichos del Profeta

Mensaje del Profeta

  • Relató Ibn Mas'ud (que Allah esté complacido con él) que el Mensajero de Alá (la paz sea con él), dijo: “No es permitido derramar la sangre de un musulmán excepto a causa de uno de estos tres casos: el casado que comete adulterio, vida por vida y el que deja su religión y rechaza la comunidad”. (Transmitido por Bujari y Muslim)

La Adoración Monoteísta de Dios

Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) a través de la revelación de Dios (cuyo nombre en lengua árabe es “Al-lah”)[i], transfirió a la humanidad de la obediencia y el sometimiento a otros seres humanos a la adoración y el sometimiento a Dios, alabado sea, sin asociarle nada en los actos de adoración y devoción. En consecuencia, la humanidad se libró de la servidumbre hacia cualquier otro que no sea Dios, y ese es el mayor honor que puede recibir la humanidad.

La condición que reinaba antes de la misión del Profeta Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) era un sistema de clases basado en lealtades tribales, supremacía financiera y esclavitud. Los líderes ricos e influyentes eran amos a quienes se les debía obediencia, mientras que los pobres y de piel más oscura (mayormente negros) eran servidumbre y seguidores sometidos. Los esclavos no eran más que posesiones materiales que una persona podía tener, comprar, vender o regalar sin la más mínima consideración por los sentimientos humanos al separar a un padre de un hijo o a un hombre de su esposa al realizar la transacción.

Los amos de la sociedad imponían las costumbres y condiciones que prácticamente eran la legislación, obligando a las personas a cumplirlas. Se habían interpuesto como rivales en autoridad del mismísimo Dios, cuando solamente Él es digno de alabanza y obediencia. Todas las personas, ya sean blancas, negras, ricas, pobres, de alta sociedad o esclavos, deben someterse solamente a la autoridad de Dios y Su juicio. Es por esto que Él envió a Su Profeta, Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él), con el mensaje del Islam, un mensaje que se encuentra resumido en el siguiente testimonio:

“No existe dios excepto Dios (Al-lah), y Muhámmad es el Mensajero de Dios”.

El paganismo era practicado en forma de adoración de ídolos, adoración de estatuas, árboles y piedras. Por el contrario, el Profeta Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) invitaba a las personas a reconocer la unicidad de Dios en Su señorío, Su divinidad y Su derecho a una adoración incondicional y obediencia exclusiva. Dios dijo lo siguiente en el Corán:

¡Oh, humanos! Adorad a vuestro Señor Quien os creó a vosotros y a quienes os precedieron, para que así seáis piadosos.” (2:21)

Y también dijo:

¡Oh, hombres! Se os expone un ejemplo, prestad atención: Por cierto que aquellos [ídolos] que invocáis en vez de Dios no podrán crear jamás ni una mosca, aunque todos se reúnan para ello; y sabed que si una mosca les quitare algo [a los ídolos], éstos no podrían impedirlo. Ciertamente ambos son débiles.”[ii] (22:73)

Uno de los compañeros del Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) describió la transformación que el Islam le trajo a la vida de los árabes, de la deshonra y la esclavitud al honor y la dignidad; cómo abandonar la oscuridad de la servidumbre por la adoración monoteísta de Dios. Esto les permitió percibir el verdadero alcance y la capacidad de este mundo. Como dijo Rab'i ibn 'Amir (que Dios esté complacido con él) al dirigirse a un general persa:

“Dios nos envió a liberar a quien lo desee, de la adoración de los seres creados a la adoración de Dios, de la restricción de este mundo a su exuberancia y de la tiranía de otras religiones a la justicia del Islam”. [iii]

El francés Etienne Donet (que luego adoptó el nombre “Nasiruddin”), habla en su libro titulado “Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él), el Mensajero de Dios” sobre el equilibrio, la universalidad y el posible rol futuro del mensaje divino. Él dice lo siguiente:

“Algo muy importante es la ausencia de un intermediario entre la persona y su Señor. Es lo que las personas de mente práctica encuentran en el Islam, debido a su carencia de misterio y adoración de santos. No hay necesidad de templos ni santuarios porque el mundo entero es un sitio adecuado para adorar a Dios. Aún más, algunos de quienes creen en Dios expresando sus aspiraciones mayores pueden encontrar en el Islam una perspectiva pura sobre la creencia en Dios. Encontrarán allí los actos más extraordinarios y sublimes de adoración e inimaginables expresiones de súplica.”[iv]

 


 

 

[i] El significado de Al-lah es “el único y verdadero Dios” solo Él es digno de alabanza. Los musulmanes usan este nombre a través del mundo sin importar el idioma que hablen.

[ii] La comparación es hecha entre el idólatra que adora un ídolo y aquello que es objeto de su adoración.

[iii] Ibn Kazir, Al-Bidayah wan-Nihayah, 39/7.

[iv] Muhammad, the Messenger of Dios, p.362-363.

síganos

Find El profeta de la misericordia Site on TwitterFind El profeta de la misericordia Site on FacebookFind El profeta de la misericordia Site on YouTubeEl profeta de la misericordia Site RSS feed