El profeta de la misericordia Site

Liga del Mundo Islámico - Organismo Mundial para la Presentación del Mensajero

dichos del Profeta

Mensaje del Profeta

  • Narró Ibn 'Omar (que Allah esté complacido con él) que el Mensajero de Alá (la paz sea con él) puso su mano sobre mi hombro y me dijo: “Se en esta vida como si fueras un extranjero o un viajero”. Ibn 'Omar (que Allah esté complacido con él) solía decir: “Si alcanzas la noche, no esperes llegar a la mañana siguiente. Y si alcanzas la mañana no esperes que llegar hasta la noche. Toma de tu salud para tu enfermedad y de tu vida para tu muerte”. (Transmitido por Bujari)

Cuarenta Encuentros con Profeta

Cuarenta Encuentros con el Amado Profeta
m019.jpg

Entre los mayores signos de la Profecía de Muhámmad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él)  está el noble Corán. En él Alá (Todopoderoso)desafía a todas las personas, hasta el Día de la Resurrección, a producir algo semejante. Dijo:

“Si dudáis de lo que le hemos revelado a Nuestro siervo [Muhámmad] traed una sura similar, y recurrid para ello a quienes tomáis por socorredores en lugar de Aláh, si es que decís la verdad” (2:23)

m017.jpg

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) solía hacer muchas oraciones, ayunos, dhikr, súplicas y otras formas de adoración. Y cuando hacía un acto de adoración lo haría con regularidad. `A’ishah narró: “Cuando él perdía las oraciones de la noche debido al dolor o a alguna otra causa oraba doce rak`at durante el día siguiente.” (Muslim)

m014.jpg

Cuando la persecución de los compañeros del Profeta se incrementó severamente, él les dio permiso para emigrar de La Meca a Medina. El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) estaba ahora seguro de que su da`wah se había extendido y de que se había vuelto un lugar adecuado para recibir a los emigrantes. Los creyentes empezaron a emigrar en grupos, uno tras otro.

m035.jpg

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) conocía la realidad de este mundo, su brevedad y su naturaleza temporal. Por lo tanto vivió en él no en riqueza sino como una persona humilde, soportando el hambre algunos días y comiendo otros con gratitud.

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) le dejó claro a su Ummah sobre los peligros de las tentaciones mundanas y encontrarse sumergidos en sus deseos y sus placeres. Dijo:

m034.jpg

Cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) entró en Medina, su gente le dio la bienvenida con alegría y cordialidad. No hubo una casa por la que él pasara en la que su dueño no sostuviera la cuerda de su camello y le pidiera que se quedara con él. Pero él se disculpaba con cada uno de ellos y les decía: “Déjenla que camine, pues ella está comandada [por Alá].” La camella siguió caminando hasta que llegó a un lugar en donde se sentó. Luego se levantó y siguió adelante un poco, pero volvió al primer sitio y se sentó de nuevo.

m033.jpg

El Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) era la persona con más valentía y coraje. Esto está evidenciado por el hecho de que él se levantó en contra de los no creyentes por su cuenta, llamando al monoteísmo (tawhid) y a la adoración sincera de Alá (Todopoderoso)sin asociados. Los no creyentes se opusieron a él y se unieron para hacerle la guerra.

m032.jpg

En el mes de Ramadán del segundo año luego de la Hégira, tuvo lugar la gran batalla del Badr. Su causa inmediata fue que el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) salió con 313 hombres para interceptar una gran caravana de Quraish que iba en su camino de regreso desde Siria. Abu Sufián (Allah esté complacido con él), el líder de la caravana, era extremadamente alerta y cauto. Él le preguntaba a todo el que  se encontraba acerca de los movimientos de los musulmanes.

m031.jpg

La batalla de Uhud tuvo lugar en el mes de Shawwal del tercer año luego de la Hégira. Luego de que sus nobles habían muerto en Badr y haber sufrido una calamidad como nunca antes habían sufrido, la tribu de Quraish se inclinó hacia la venganza para restaurar su prestigio perdido. Entonces Abu Sufián (Allah esté complacido con él) empezó a incitarlos en contra de los musulmanes y a reclutar a varias facciones. Reunió a cerca de tres mil hombres de Quraish y sus aliados, acompañados por sus mujeres para prevenir que se escaparan y los alentaran a seguir.

síganos

Find El profeta de la misericordia Site on TwitterFind El profeta de la misericordia Site on FacebookFind El profeta de la misericordia Site on YouTubeEl profeta de la misericordia Site RSS feed